Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +



domingo, 29 de noviembre de 2015

Quién ganará y otras preguntas sobre el #6D a Luis Vicente León


Por Luis Vicente León | Prodavinci

A una semana antes de las elecciones, Luis Vicente León le responde a Prodavinci cinco preguntas clave sobre los posibles resultados del #6D.

1. ¿Quién termina la campaña como favorito a ganar en votos las elecciones parlamentarias?

La oposición comenzó y termina la campaña como favorita clara a obtener la mayoría de los votos en esta elección con una diferencia de dos dígitos, lo que reduce notablemente (aunque no elimina) la posibilidad de sorpresas y reversiones.

2 ¿Y esa mayoría de votos se traduce necesariamente en mayoría de diputados en la Asamblea Nacional?

Está claro que no es suficiente obtener mayoría de votos totales para lograr una mayoría de diputados. Es mucho más importante saber en cuántos circuitos ganas. Los diputados se eligen por metodologías mixtas de listas y circuitos, que teóricamente permiten la representación de las minorias, pero que empíricamente se han utilizado como excusa para sobre-representar las zonas donde tradicionalmente el chavismo ha tenido más fuerza y minimizar los diputados que vienen de las zonas opositoras, logrando con esto una aparente relación de independiencia entre votos y diputados y una ventaja para el chavismo por lo que la literatura política se conoce como el Gerrymandering (ingeniería electoral perversa). Sin embargo, la cantidad de votos totales por supuesto influye en el resultado de diputados esperados, cuando una fuerza es abiertamente mayoritaria. No hay forma alguna de que la oposición obtenga 15 o 30 puntos más votos totales que el chavismo y no los haya obtenido de zonas en las que antes el chavismo era mayoría y ahora estan volteadas. Es evidente que con una mayoría de votos de esa magnitud, la oposición es también el favorito claro a obtener la mayoría en número de diputados, aunque la brecha en este sentido pueda ser menor que en término de votos.

3. Entendemos entonces que la oposición termina como favorito, pero ¿abrió su ventaja durante la campaña o el chavismo ha logrado crecer al final de ella, como dicen algunos estudios distintos a Datanálisis?

Durante el último mes, el esfuerzo del chavismo se ha dirigido a incrementar la comunicación, a crear polarización a través de las amenazas de conflicto, a resaltar los culpables externos como responsables de la crisis, a repartir recursos en algunos circuitos que considera clave para su resultados electoral y a chavetizar la elección recordando a su líder fundamental y la necesidad de defender el legado, implícitamente enviando un mensaje como: “no importa si este gobierno te parece malo por culpa de los demás, recuerda que es necesario defender el legado del comandante y después veremos”.

El resultado numérico de esa estrategia ha sido positivo para ellos. El presidente Maduro ha repuntado en términos de popularidad en alrededor de 10 puntos al final de la campaña, un aumento nada despreciable para un periodo tan corto, y esto ha influido también en la reducción de la brecha entre el voto por la oposición y el gobierno, en más de seis puntos porcentuales. Esta reducción de la diferencia proviene fundamentalmente de la polarización provocada, pues un grupo importante de independientes pro chavistas, escépticos frente a Maduro, se han terminado plegando al voto chavista por contraste a la oposición que rechazan aún más. Sin embargo, las brechas de arranque eran tan altas a favor de la oposición que estos cambios de fin de campaña no han logrado modificar la realidad inicial que otorga el favoritismo de triunfo a la oposición.

4. ¿Puede darnos un estimado de resultado en diputados por fuerza política?

No. Tenemos en efecto mas de 50 circuitos medidos y 4 encuestas nacionales de respaldo. Con esa data hemos corrido múltiples modelos de proyección y la verdad es que terminamos siempre en diferentes escenarios y no en una proyección lineal. Es obvio que la oposición esta ganando claramente muchos más circuitos que los que tiene seguro el chavismo, pero el problema de proyección se presenta en un grupo importante de circuitos empatados (antes chavistas) en los que no es fácil proyectar resultado final. Las hipótesis que se usen para proyectar esos circuitos empatados, determinan si el escenario más probable es de mayoría simple, tres quintos o dos tercios. Si consideramos por ejemplo que la brecha a favor de la oposición en las encuestas nacionales es muy amplia, podríamos estar tentados a pensar que los resultados de los empates en los circuitos serán a favor de la oposición (para poder concretar su diferencia abierta en los votos totales) y sus posibilidades de obtener mayoría tres quintos o calificada aumentan notablemente. Si en cambio, privilegiamos la tradición de movilización del chavismo y su evidente fuerza y control de recursos, gobiernos regionales, e instituciones nacionales, podríamos pensar que el gobierno es capaz de concretar triunfos en muchos de los circuitos empatados y con eso lograr que la oposición no pase de una mayoría simple. Como verán, no es posible proyectar sin alto riesgo de error.

5. ¿Cuál es entonces la incertidumbre principal para el próximo domingo?

La incentidumbre más relevante no es si va a ganar el chavismo o la oposición, sino cuál tipo de mayoría obtendrá la oposición en esa elección, pues dificilmente ganará el chavismo. El tema es que el tipo de mayoría que la oposición logre definirá los escenarios futuros después del 6D.


Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. SUSCRÍBETE GRATIS AQUI


Qué Opinas?